La crisis actual es una oportunidad para la revisión crítica de nuestro trabajo y la identificación de posibles áreas de mejora. Partiendo de un análisis de la situación de la formación para y en el empleo previa a la COVID-19 y de las respuestas de emergencia dadas durante el estado de alarma, dibujaremos posibles escenarios de futuro para la pedagogía laboral en la nueva normalidad. Entendemos la Pedagogía como un factor clave para la calidad, la eficiencia y el impacto positivo y efectivo de los aprendizajes sobre las personas y sobre las organizaciones. Por ello, la ponencia es una invitación a la acción, una invitación a construir, desde el aprendizaje, un futuro mejor para todas y todos.


Ponente
Toni Roig